viernes, 21 de agosto de 2015

Simetría

Un viejo lienzo en blanco, junto a millones de pinceles, nadando en un mar de colores.
Una paleta llena de sueños, que tocaban el cielo, con música de Bowie de fondo.
Una artista que bailoteaba al mezclar tonos y sonreía ante sus infinitas posibilidades.
Aún no sé cómo lo hacías. Bromeabas continuamente sobre que tus retratos tenían un ojo más grande que otro, pero yo sabía que eran tal y cómo querías que fueran. Que le jodan a la simetría, tú creabas perfección en mi mundo en ruinas, solo con unas pinceladas.Aquello era digno de ver, cómo si Dios te hubiera dado algo.
Cómo si estuvieras en el mundo por una sola razón, y esa razón era hecha a tu medida, exactamente para lo que estabas destinada y nunca fueras a dejarlo.
Y, ¿Sabes qué? El sol volverá a salir mañana, y yo estaré ahí contigo para contemplar la hora dorada, porque mientras tus dedos sigan manchados, y tu mente siga volando, me tendrás ahí, esperando para cambiar de canción, o abrir por ti un nuevo tubo de pintura.
Y seguiré ahí, hasta que el sol deje de salir o hasta que tus caos recupere la cordura.



















-Demasié