sábado, 19 de septiembre de 2015

Hogar

Perderme por tus calles, oler tus libros, sentarme en tus bancos, y ver tus paisajes. Bailar en tus parques, respirar tu aire, acariciar tus flores.
Sentir que ya soy parte de algo más impresionante que tú, si cabe.
El proceso de conocerte, encontrarte y tener que dejarte. 
Estoy harto del proceso, quiero recorrerte bajo la lluvia, sacar fotos a tu edificios y leer poesía escrita con luces de neón en tus fachadas.
Solo perderme, maldita sea. Perderme en un lugar al que por fin puedo llamar hogar.
Perderme y saber que tu volverás a encontrarme y recordarme que, a pesar de tener que irme, nunca podré olvidarte, porque tu recuerdo es lo más poderoso que tengo, eres tu quién me hace fuerte, y jamás querría perderte.




-Demasié