jueves, 13 de agosto de 2015

Agosto

Me gusta la forma en la que me inspiras, Agosto.
Eres como un soplo de aire fresco que me hace levantar el vuelo cada mañana.
Me has dado mucho en poco tiempo. Un nuevo enfoque, y una preciosa letra cursiva.
Gracias Agosto, por llevarme por el camino largo, porque la vista mereció la pena.
Pero sobre todo, porque me enseñaste que la más bella frase que puede salir de mis agrietados labios es "Tu eres poesía".
Pero te irás, Agosto, y yo tendré que aprender a diferenciar quién es poesía y quién solo una sátira de algo que podría haber sido.
Nunca dejes de sorprenderme, Agosto.
Mientras, yo esperaré una tormenta de verano. Solo así sabré que no te has ido del todo. Tu eres la calma después de la tormenta, tu eres esa gota de lluvia que me roza la mejilla, tu eres esos versos que leí aquel día. Tu eres cada estrofa, cada rima, cada sentimiento oculto en aquel maldito poema, Agosto, y tu ya lo sabes. Pero te lo diré de todas formas, porque eres de las pocas personas a las que se lo diría. Tu eres poesía.


























-Demasié